Georges Bataille

El Estado y el problema del fascismo

Valencia, Pre-textos/Universidad de Murcia, Colección Hestia-Diké, nº 1, 1993, 44 p.
Introducción de Antonio Campillo
Traducción de Pilar Guillem Gilabert, revisada por J.L. Villacañas y A. Campillo
ISBN: 84-87101-84-4
Diseño de la colección: Pre-textos

Georges Bataille (1897-1962) ejerció toda su vida la profesión de bibliotecario, primero en la Biblioteca Nacional de París y luego en la municipal de Orléans. Mantuvo tormentosas relaciones con los movimientos políticos, literarios y filosóficos de su tiempo: el comunismo, el surrealismo y el existencialismo. Heidegger lo consideró “la mejor cabeza pensante francesa”. En él confluyen ideas procedentes de Hegel, Marx, Nietzsche, Weber, Durkheim, Mauss y Freud. Junto con Michel Leiris y Roger Caillois, creó en 1937 el Colegio de Sociología sagrada. En 1946, fundó la revista Critique. Publicó poemas, relatos, meditaciones y artículos de crítica literaria, así como importantes ensayos filosóficos. Su obra ha ejercido una gran influencia en el pensamiento francés contemporáneo (Foucault, Derrida, Baudrillard, etc.).

Durante los años treinta del siglo XX, la actividad intelectual de Bataille está marcada por una ardiente vocación revolucionaria, una decidida resistencia contra el fascismo y una tormentosa relación de afinidad y hostilidad con el movimiento surrealista. Esta actividad la desarrolla a través de revistas y asociaciones que él mismo dirige o en las que participa intensamente: Documents, desde donde polemiza con André Breton; el “Cercle Communiste Démocratique” y La critique sociale, dirigidos por el exiliado ruso Boris Souvarine; Contre-Attaque, editada en colaboración con los surrealistas; Acéphale y el ya citado Colegio de Sociología sagrada.

Los dos textos recogidos en este libro fueron publicados en 1933, ambos en La critique sociale, tras la llegada de Hitler al poder. En ellos, Bataille plantea la necesidad de revisar la tradición hegeliano-marxista, especialmente en relación con los conceptos de Revolución, Estado y Progreso histórico. Como dice en “El problema del Estado”, el movimiento obrero, que parecía destinado -mucho más que el liberalismo burgués- a la decapitación del Estado, ha desembocado más bien en un debilitamiento de las fuerzas revolucionarias y en la instauración de un Estado totalitario como el estalinista. En cuanto al nazismo alemán y el fascismo italiano, como dice en “La estructura psicológica del fascismo”, son los únicos movimientos revolucionarios que han triunfado contra regímenes democráticos, y precisamente por eso es importante conocer las fuerzas “psicológicas” que han hecho posible su triunfo.

Para el Bataille de estos años, el problema político fundamental no consiste en conquistar y reorientar el aparato del Estado (como pretende el marxismo-leninismo), ni en destruirlo por completo (como pretende el anarquismo), sino en limitar “desde dentro” sus totalitarios poderes. Esta “limitación interna” sólo puede conseguirse revitalizando el “principio de la democracia”, pero no a partir de los viejos supuestos liberales, sino a partir de las exigencias socialistas del movimiento obrero: “El principio de la democracia, desacreditado por la política liberal, no puede, pues, convertirse en una fuerza viva más que en función de la angustia provocada en las clases obreras por el nacimiento de los tres Estados todopoderosos [la Italia de Mussolini, la Alemania de Hitler y la Rusia de Stalin].”

A finales de los años treinta, a medida que se acercaba la Segunda Guerra Mundial, Bataille denunciará el militarismo inherente a todas las patrias, a todos los Estados nacionales, a todas las comunidades cerradas sobre sí mismas, y en cambio defenderá la apertura a una comunidad “acéfala” e “infinita”. De ahí el título de mi introducción a los dos textos: “Georges Bataille: la comunidad infinita”.

A esta edición se añade otra que hice posteriormente (Georges Bataille, Lo que entiendo por soberanía, Barcelona, Paidós/ICE de la Universidad Autónoma de Barcelona, 1996), y en la que se recogen fragmentos de La soberanía, un libro inédito de los años cincuenta -en plena Guerra Fría- sobre el régimen soviético. Con ambas ediciones, y con mi libro Contra la Economía. Ensayos sobre Bataille (Granada, Comares, 2001), he pretendido dar a conocer a los lectores de habla castellana los textos políticos de Bataille, así como ofrecer una relectura filosófica del conjunto de su obra.

Índice

INTRODUCCIÓN, Antonio Campillo DESCARGAR TEXTO COMPLETO

Georges Bataille: La comunidad infinita

Bibliografía

El problema del Estado, Georges Bataille

La estructura psicológica del fascismo, Georges Bataille

I. La parte homogénea de la sociedad
II. El Estado
III. Disociaciones, crítica de la homogeneidad social
IV. La existencia social heterogénea
Ejemplos de elementos heterogéneos
V. El dualismo fundamental del mundo heterogéneo
VI. La forma imperativa de la existencia heterogénea: Soberanía
VII. La concentración tendencial
VIII. El ejército y los jefes militares
IX. El poder religioso
X. El fascismo como forma soberana de la heterogeneidad
XI. El Estado fascista
XII. Las condiciones fundamentales del fascismo


Derechos de reproducción

Todos los documentos publicados por Antonio Campillo Meseguer en esta web (libros, capítulos de libros, artículos, ponencias, materiales educativos, grabaciones, etc.) pueden ser reproducidos bajo la licencia Creative Commons

 
el_estado_y_el_problema_del_fascismo.txt · Última modificación: 09/05/2008 19:31 por campillo@um.es
 
 
Universidad de Murcia: Avda. Teniente Flomesta, nº 5 - 30003 - Murcia · Teléfono: +34 868 883000 - ATICA